Las mujeres son las principales víctimas de la contracción del empleo

Las mujeres son las principales víctimas de la contracción del empleo

El enfriamiento de la economía golpea a los trabajadores peruanos, pero las que más sufren en estas épocas son las mujeres, según reveló el último informe de empleo a nivel nacional del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

De los 104,000 puestos de trabajo formales que se destruyeron en los últimos 12 meses a marzo de este año en todo el país, 103,200 eran empleos de mujeres, es decir, el 99.23% del total, lo que reflejaría un mayor nivel de vulnerabilidad de este segmento.

Tal es así que el empleo formal entre las mujeres se contrajo 6.1% en ese periodo, mientras que entre los hombres no mostró variación alguna. ¿Pero qué pasó con esas más de 100,000 mujeres que se quedaron sin empleo?

Pasan a la informalidad
Lo más probable es que la informalidad las haya absorbido. De los 418,000 nuevos empleos informales que se crearon en los últimos 12 meses, 245,500 fueron de mujeres, es decir el 58.7%.

Para el ex jefe del INEI, Farid Matuk, estas cifras mostrarían que el empleo de las mujeres, incluso el formal, es más precario que el de los hombres y, por tanto, mucho más vulnerable a desaparecer en periodos de enfriamiento económico.


"Cuando hubo expansión económica ya no se encontraban más hombres para contratar y se empezó a contratar mujeres. Ahora es el proceso inverso"
Farid Matuk, ex jefe del INEI.


Los sector donde se contrae el empleo son los de servicios (113,900) y comercio (1,500), que justamente son los que más mano de obra femenina concentran y también los que se han visto golpeados con el enfriamiento de la demanda interna.

“Y redondeando, se tiene medio millón de empleos adicionales en el sector informal de menos de 10 personas, kioskos y semáforos. El desempleo no cambia, porque siempre hay un semáforo donde ir”, explicó Matuk.

Contracción del ingreso

Pero las mujeres no solo han sufrido la contracción del empleo sino también de su poder adquisitivo. El ingreso promedio de las mujeres a nivel nacional se contrajo en 3.8% (S/46.6) a S/1,197.4 en los últimos 12 meses, mientras que el de los hombres cayó 1.1% (S/20) a S/1,797.8.

El problema es que esta realidad es la misma sin importar el nivel de instrucción que tenga la trabajadora peruana.

“Sin importar su nivel educativo ahora le pagan menos a las mujeres, que sumado a la inflación es aún menor la capacidad adquisitiva que tienen ahora”, sostuvo el ex jefe del INEI.  

"LA SITUACIÓN EN CIUDADES FUERA DE LIMA ES MÁS DESASTROSA"

Paradójicamente en Lima Metropolitana se observa otra realidad. El empleo formal entre las mujeres sube 0.1% (1,100 puestos) entre febrero y abril, mientras que el de los hombres se contrae 0.4% (8,000 puestos).

En tanto, el ingreso promedio de las mujeres en la capital sube 3.1% (S/41.5) a S/1,371.3, mientras que el de los hombres aumenta 1.9% (S/36.7) a S/1,926.9.

Matuk sostiene que la diferencia de las cifras a nivel nacional y de Lima Metropolitana revela que la situación en ciudades es más desastrosa que en la capital.

RPP