Frontera Energy anunció el cierre temporal de operaciones en el lote 192

Frontera Energy anunció el cierre temporal de operaciones en el lote 192

Frontera Energy, empresa petrolera operadora del lote 192, ubicado entre las provincias del Datem del Marañón y Loreto, región Loreto, anunció el cierre temporal de operaciones en el lote 192 por Oleducto Nor Peruano.

En virtud del Contrato de Servicio Temporal para la Explotación de Hidrocarburos que vence en junio del 2019, Frontera Energy cuenta con 12 campos en explotación y una producción de 12,000 bbl/d., equivalente al 20% de la producción nacional de petróleo.

Frontera Energy recibió una notificación de parte de Petroperú sobre uno de fuerza mayor que afecta un tramo del Oleoducto Nor Peruano, luego de la identificación de manchas oleosas en el río Pastaza, en un área fuera del lote 192.

La fuerza mayor comenzó el 4 de junio del 2018 y la compañía no tiene certeza de cuándo se reanudará la operación plena del oleoducto.

En vista que un tramo del Oleoducto Nor Peruano no se encuentra operativo, Frontera Energy ha invocado fuerza mayor para el lote 192 ante la autoridad competente.

Aun cuando la zona impactada está ubicada a 5 km de la operación de Frontera Energy, la compañía está trabajando diligentemente con Petroperú y las comunidades locales para suministrar recursos para la remediación y espera que el periodo de fuerza mayor tenga un plazo limitado.

Una vez el lote 192 sea declarado en Fuerza Mayor la duración efectiva de dicho lapso se agregará al final de la duración del contrato de dicho lote, cuyo fin actualmente está previsto para el 10 de junio del 2019.

El impacto de este evento sobre la producción neta es de aproximadamente 8,600 bbl/d.

"A pesar de esta repercusión sobre la producción neta no creemos que este evento tenga un efecto sobre los volúmenes de venta del Perú para el segundo trimestre debido a la actual acumulación de inventarios", dijo.

Asimismo, se prevé que los volúmenes totales para la venta en el segundo trimestre serán más altos que los del trimestre anterior, debido al incremento del inventario de crudo anunciado en el primer trimestre por la postergación de una entrega de crudo, la misma que será reversada en el segundo trimestre del 2018.

El Economista