Uno de cada 78 presos purga cadena perpetua en las cárceles del Perú

Uno de cada 78 presos purga cadena perpetua en las cárceles del Perú

La tarde del 3 de noviembre último, Simeón Bellido Gamboa (46) fue condenado a cadena perpetua por la Corte Superior de Justicia de Ayacucho.

El Poder Judicial lo sentenció por el delito contra la libertad sexual (violación) en agravio de su hija M.M.B.B., de 13 años. Las autoridades demostraron que los abusos ocurrieron de manera constante desde el 2011. La menor quedó embarazada, pero el bebé no llegó a nacer. Falleció a los siete meses de gestación.

Bellido Gamboa negó todas las acusaciones, pero una prueba de ADN que se le practicó al feto fue fundamental para demostrar que sí era su hijo.

Él es uno de los 636 internos con penas de cadena perpetua que purgan prisión en distintas cárceles del país, según la Unidad de Estadística del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) que realizó en septiembre el último estudio sobre la población penal por tiempo de sentencia.

'Muerte en vida'

Precisamente en ese mes, el Poder Judicial condenó también a prisión perpetua a José Luis Muñoz Chueca y Oswaldo Edward Torres Falcón, integrantes de una banda de marcas que asesinó a balazos a la cambista de dólares Gloria Idolia Aguirre Vega. Este crimen fue cometido el 27 de julio del 2016, en San Isidro.

Según el INPE, en enero de este año los condenados a 'muerte en vida' alcanzaban los 560. En la actualidad uno de cada 78 sentenciados en el país cumple cadena perpetua.

El informe del Instituto Nacional Penitenciario muestra también que en las cárceles del país permanecen 35 mil 594 internos en calidad de procesados y 49 mil 802 internos sentenciados. De estos últimos, 909 están condenados a pena privativa de libertad entre 31 a 35 años.

Preocupación en INPE

Pero lo preocupante es que a nivel nacional figuren 4 mil 213 personas recluidas por más de 5 años en situación jurídica de procesados. Y lo más alarmante de esta situación, es que solo en los penales de Lima existen 69 privados de libertad que estarían recluidos más de 15 años en esta condición.

Para el director de Criminólogos Asociados del Perú, Gustavo Dávila Angulo, sobre este hecho, surgen dos explicaciones: la primera, que los internos siguen en situación de procesados, con lo que se habría incumplido los plazos procesales dentro del proceso penal y habría responsabilidad en los entes judiciales.

La segunda, que los internos están sentenciados, pero el órgano judicial no habría informado adecuadamente a la unidad de registro penitenciario correspondiente para ingresar los datos del privado de libertad.

Hay extranjeros

Dentro del sistema penitenciario se tiene también 5 mil 501 internos con penas menores de 4 años e, incluso dentro de estos, existen 884 reos con penas privativas de libertad menores a un año.

Asimismo, el 2% de la población penitenciaria está conformada por internos de distintas nacionalidades.

Hasta septiembre, de acuerdo al INPE, había 1.659 presos extranjeros, divididos en 1.406 varones y 253 mujeres. La mayoría de ellos (85% aproximadamente) están detenidos por delito de tráfico ilícito de drogas.

La situación de los extranjeros tiene sus propias características: muchos de ellos no conocen el idioma castellano, desconocen el sistema judicial peruano y se encuentran lejos de sus familias que podrían ayudarlos económica y afectivamente.

Solo en algunos casos como las embajadas de países europeos, apoya en pagos básicos a sus compatriotas.

Entre los países que tienen mayor población en las cárceles del país, se encuentra Colombia, México y España; entre las naciones de África y Asia, se tiene a Sudáfrica y Tailandia, respectivamente.

Pena máxima para delitos muy graves

Pero ¿en qué casos es posible que un juez aplique la cadena perpetua?

Por robo: si integra una banda dedicada al crimen organizado o si como consecuencia del robo se da muerte o causa lesiones graves.

Sicariato: si mata a un menor, por cumplimiento de una red criminal, si participan dos o más sicarios o si utiliza arma de guerra.

Secuestro: si la víctima es un menor de edad o un adulto mayor de 70 años, si la víctima sufre discapacidad o si el autor causa lesiones graves o muerte.

Feminicidio: Si la víctima es menor de edad, está gestando o tiene discapacidad. Si la víctima es sometida para fines de trata de personas, si sufrió violación sexual o algún acto de mutilación o si es el tutor de la víctima.

También cumplen esta pena si realizan trata de personas y producto de ello un agraviado fallece, o por violación sexual a un menor.

La República