Hubo un tiempo en que las llamas conquistaron las alturas andinas. Ofrecían su carne y lana, protagonizaban vasijas ceremoniales y cargaban hasta 40 kilos de peso. Tener una llama era un símbolo de privilegio. Además de ...
Load More