El Barcelona tuvo que emplearse con una paciencia infinita para superar a un Olympiacos aguerrido en defensa pero casi nulo en ataque, que encajó un 3-1 a pesar de jugar con uno más tras la expulsión de Gerard Piqué en ...
Load More