La cuarta revolución industrial eliminará 800 millones de empleos hasta el 2030

La cuarta revolución industrial eliminará 800 millones de empleos hasta el 2030

Un informe realizado por la consultoría McKinsey Global Institute estimó que entre 400 y 800 millones de personas podrían verse obligadas a dejar sus trabajos desde hoy hasta el 2030 debido al aumento de los robots.

Según la investigación, las economías más avanzadas del mundo como Estados Unidos y Alemania serán las más afectadas por la cuarta revolución industrial. Estos países perderían hasta un tercio de su fuerza laboral. En Japón, casi la mitad de la mano de obra puede que necesite actualizarse para encontrar trabajo a medida que las empresas invierten cada vez más en la automatización.

Los peligros de la automatización

China se enfrenta al mayor número de trabajadores que necesitan cambiar de empleo, con hasta 100 millones de personas en peligro de perder sus puestos de trabajo actuales si la robotización se adopta de forma rápida.

McKinsey diseccionó el efecto de la robotización en 46 economías que representan el 90% del PBI mundial. La consultoría advierte de que los países tienen que encontrar maneras de reubicar a los trabajadores desplazados por la denominada Industria 4.0.

"El impacto potencial de la automatización en el empleo varía según la ocupación y el sector. Las actividades más susceptibles a la automatización incluyen las físicas, como operar maquinaria y preparar comida rápida. La recopilación y el procesamiento de datos son otras dos categorías de actividades que cada vez se pueden hacer mejor y más rápido con las máquinas", señala en su informe.

Los desafíos venideros

La consultoría indica, además, que los trabajadores no deben temer por la disponibilidad de trabajo en el futuro, ya que la tecnología crea nuevos puestos de trabajo, especialmente en educación, servicios financieros y sanidad.

"Con suficiente crecimiento económico, innovación e inversión, puede haber suficiente creación de empleo para contrarrestar el impacto de la automatización, aunque en algunas economías avanzadas será necesario realizar inversiones adicionales".

RPP