Inflación de Argentina llegará a 30% este año

Inflación de Argentina llegará a 30% este año

El presidente argentino, Mauricio Macri, afirmó este martes que la inflación llegará este año al 30%, el doble de lo previsto en diciembre, como consecuencia del "tormentón" económico por el que atraviesa el país.

"Este año terminaremos con una inflación de alrededor del 30%, lamentablemente producto de este tormentón, y el aumento del dólar", dijo el mandatario a la radio Cadena 3.

En su campaña electoral en 2015, Macri había señalado que "lo más fácil" era bajar la inflación, problema que ha constituido uno de los mayores desafíos económicos en el país durante los últimos años.

Según datos oficiales, la inflación fue de 16% en el primer semestre del año y medida a 12 meses en junio era de 29,5%; superando el 24,8% de todo 2017. "Yo quise bajar rápido la inflación y el gasto público tomando conciencia, pero eso no anda. Tenemos que bajar más rápido el déficit para que podamos bajar la inflación", dijo este martes el mandatario.

Desaceleración económica
El déficit fiscal primario, antes del pago de la deuda, se situó en 3,9% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2017. El gobierno se comprometió a bajarlo a cero en forma paulatina hasta 2020, al firmar hace casi dos meses un acuerdo de auxilio crediticio urgente con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Tras una devaluación acumulada de 35% en lo que va del año, y una suba de tasas de interés por encima del 40%, Argentina empezó a sentir los efectos de una desaceleración económica. La actividad cayó 5,8% interanual en mayo, según el instituto de estadísticas oficial Indec.

Medidas impopulares como los despidos en el Estado y los recortes presupuestarios han aumentado la tensión social. Macri ha soportado tres huelgas generales y decenas de movilizaciones en reclamo de una política en favor del empleo y la producción.

La pobreza se mantiene cerca del 30% de la población y el desempleo se ubica en torno al 9%. Las reservas del Banco Central de Argentina han caído más de 15,000 millones de dólares como consecuencia de corridas cambiarias desde abril.

AFP