Brasil: Movimiento Sin Tierra ocupa fincas de acusados por corrupción

Brasil: Movimiento Sin Tierra ocupa fincas de acusados por corrupción

Miembros del Movimiento de los Sin Tierra (MST) de Brasil ocuparon haciendas de personajes a los que acusan de estar involucrados en corruptelas: un amigo del presidente Michel Temer, el ministro de Agricultura y el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

La organización, que dice representar a miles de campesinos brasileños que buscan tierras para cultivar, anunció las ocupaciones en un comunicado en el que exige que "los corruptos" les "devuelvan las tierras".

Las acciones de esta activa organización social que promueve invasiones de haciendas improductivas para presionar avances en la reforma agraria fueron realizadas en la bautizada como "Jornada Nacional de Luchas para conmemorar el día del trabajador rural".

"Mediante la ocupación de tierras (de un amigo) de Temer, del ministro (de Agricultura) Blairo Maggi y de (el expresidente de la CBF) Ricardo Teixeira, queremos denunciar a los latifundistas corruptos que sustentan al Gobierno", según un comunicado del MST.

Los militantes agregaron que las haciendas ocupadas están "vinculadas a procesos por corrupción o a corruptos" por lo que exigen "que se destinen al asentamiento de familias sin tierra".

La organización aseguró que sus militantes ocupan desde la madrugada de este martes una hacienda en Duartina, municipio del interior del estado de Sao Paulo, que figura como propiedad del coronel retirado Joao Baptista Lima, un conocido amigo del jefe de Estado.

Según la organización, la hacienda en realidad pertenece al presidente de Brasil, quien utilizaría a Lima como su testaferro.

Igualmente ocuparon una hacienda en Barra Mansa, en el estado de Río de Janeiro, propiedad de Ricardo Teixeira, el controvertido expresidente de la CBF y cuya extradición ha solicitado esta semana España por una investigación por corrupción.

Teixeira, que tuvo que renunciar a la presidencia de la CBF presionado por un escándalo de corrupción, es investigado por irregularidades en negocios deportivos tanto en Brasil como en España y Estados Unidos.

La otra propiedad rural ocupada, ubicada en Rondonópolis, en el estado de Mato Grosso, pertenece al ministro de Agricultura, Blairo Maggi, uno de los mayores productores agrícolas de Brasil y conocido como "el rey de la soja".

De acuerdo con el MST, Maggi "es dueño de un gran imperio económico y está involucrado en un conjunto de denuncias de uso de su mandato como senador para legislar en causa propia y fortalecer las empresas del agronegocio".

La organización recordó que en 2006 la organización ecologista internacional Greenpeace le concedió a Maggi el premio "Motosierra del año" por la supuesta deforestación que promovió en sus haciendas en la Amazonía, y que este año su nombre fue citado en una denuncia sobre el transporte de 500 kilos de cocaína.

Los latifundistas propietarios de las tierras ocupadas son acusados, según el MST, de "actos de corrupción, lavado de dinero, favorecimiento ilícito, estafa y otros delitos".

El Movimiento también pidió en su comunicado la renuncia de Temer, de quien destacó que es el primer presidente en la historia de Brasil acusado formalmente de corrupción por la Fiscalía, así como la convocatoria inmediata de elecciones directas para escoger un nuevo jefe de Estado.

La denuncia contra el mandatario por corrupción está en tramite actualmente en el Congreso, que el próximo 2 de agosto decidirá si autoriza o no a la Corte Suprema a instaurar un juicio penal contra el jefe de Estado, quien en ese caso sería suspendido del cargo durante los 180 días que duraría el proceso.

El proceso contra Temer se basa en la delación premiada ante la Fiscalía hecha precisamente de otro de los grandes productores rurales de Brasil, el empresario Wesley Batista, uno de los propietarios de la gigantesca productora y exportadora de carnes JBS.

EFE