Desvelan el origen de los emperadores incas

Desvelan el origen de los emperadores incas

Una reciente investigación publicada en «Molecular Genetics and Genomics» ha desvelado el origen de los emperadores incas, los caudillos de la mayor civilización precolombina. 

Un análisis genético realizado a 18 descendientes actuales ha permitido concluir que el legendario nacimiento de los incas se produjo en dos lugares: el lago Titicaca y la montaña Pacaritambo.

La técnica empleada «es como un test de paternidad, pero no entre un padre y un hijo sino con otras personas», ha dicho a AFP Ricardo Fujita, coautor del estudio e investigador en la Universidad de San Martín de Porres (Perú) junto a José Sandoval.

Ambos investigadores quisieron comprobar dos leyendas sobre el origen de los incas. Una habla de una pareja del Lago Titicaca, en la actual región de Puno, y la otra identifica a los incas con dos hermanos de la montaña de Pacaritambo, en la región de Cuzco.

«Llegamos a la conclusión de que la nobleza inca desciende de dos líneas, una de la región del Lago Titicaca, y la otra de la montaña de Pacaritambo, en Cuzco. Esto confirma las leyendas», ha dicho Sandoval.

Las huellas genéticas
Para buscar los orígenes incas los investigadores tomaron muestras de 18 pobladores del Lago Titicaca y la montaña de Pacaritambo y las compararon con una base genealógica de más de 3.000 personas, con el objetivo de reconstruir el árbol genealógico de todos estos pobladores. Para ello,analizaron ciertos marcadores genéticos (mutaciones puntuales, secuencias repetidas y ciertas partes del ADN de las mitocondrias) que se asocian con los descendientes de los emperadores incas.

Así, averiguaron que 200 de esos 3.000 individuos de la base de datos tenía rasgos genéticos en común con la nobleza inca.

«Después de haber estado tomando las huellas genéticas de los descendientes, hemos confirmado que las dos leyendas sobre el origen de la civilización inca podrían estar relacionadas», ha dicho Fujita.

El imperio de los Andes
Los autores sugieren que un primer movimiento migratorio de los incas llegó de la región de Puno y los alrededores del Lago Titicaca hasta la zona de Pacaritambo. Décadas después, viajaron hasta Cuzco y fundaron Tahuantinsuyo, tal como se conocía al imperio inca. Este nombre proviene de quechua «tawantin suyu» y significa «las cuatro regiones o divisiones», puesto que el estado se llegó a dividir en cuatro grandes provincias.

Los incas controlaron un considerable imperio, de 1,8 millones de kilómetros, que sobrevivió durante 150 años y que fue fruto de seis milenios de cultura indígena acumulada. Este estado, con capital en Cuzco, se extendía por los Andes desde el sur de Chile hasta el sur de Colombia. La guerra civil entre dos hijos del monarca, una brutal epidemia de viruela y la llegada de los conquistadores españoles, encabezados por Francisco de Pizarro, diezmaron a la población y lo hicieron zozobrar.

Los investigadores Ricardo Fujita y José Sandoval pretenden continuar sus investigaciones genéticas y remontarse más en el tiempo. Pretenden tomar muestras de ADN de momias, aunque es difícil porque la mayoría fueron destruidas por los españoles, y de restos de descendientes «para hacer el cuadro más completo del origen de la civilización prehispánica más importante», ha dicho Fujita.

ABC