Informe: cómo funcionó el ‘club de la construcción’ en el gobierno de Humala

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Dos nuevos colaboradores eficaces del equipo especial del Caso Lava Jato han declarado que el ahora ex ministro de Transportes y Comunicaciones (MTC) Carlos Paredes habría permitido –a cambio de sobornos– que el llamado ‘club de la construcción’ operara en el gobierno de Ollanta Humala (2011-2016).

Según la fiscalía, el presunto ‘club’ está conformado por empresas constructoras que se repartían licitaciones en Provías del MTC por medio de coimas.

De acuerdo con los testimonios, a los que accedió El Comercio, el intermediario para llegar hasta Carlos Paredes –el primer titular del MTC del gobierno de Humala– fue su hermano José Guillermo Paredes, compañero de promoción de Humala en el Ejército Peruano.

Los testimonios fueron presentados ante el Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Especializado en Delitos de Corrupción entre octubre y diciembre del año pasado.

En el juzgado se aceptó asignar a ambas personas los códigos 09-2018 y 14-2018, además de darles protección policial luego de que recibieran amenazas de muerte. Las declaraciones coinciden en que el ‘club’ habría operado incluso desde antes del gobierno de Humala.

—Modus operandi—
Según el colaborador 14-2018, el entonces ministro Carlos Paredes, “ostentando dicho cargo, coadyuvó a las actividades de la organización delictiva el ‘club’ a cambio de sumas de dinero considerables que eran entregadas a su hermano José Guillermo Paredes Rodríguez”.

“Los representantes de dichas constructoras, en reuniones que tenían, definían la prelación de las empresas que deberían conquistar las obras convocadas por Provías Nacional del MTC, en puridad [secreto], a qué empresa debería adjudicarse la buena pro”, señalan las manifestaciones de los colaboradores sobre cómo operaba el ‘club’.

—El ‘club’ se organiza—
El colaborador 14-2018 afirmó que, en julio del 2011, el abogado Rodolfo Prialé de la Peña –quien habría estado encargado de representar al grupo de empresas del ‘club’– “se reunió con su amigo y vecino Carlos García Alcázar [asesor del MTC entre el 2011 y 2014], a quien le explicó el funcionamiento del ‘club’”.

En el encuentro, Prialé le consultó a García “si tenía contacto alguno con el aludido ministro del MTC, respondiendo García que conocía a Eduardo Sobenes Vizcarra […], socio de José Guillermo Paredes, hermano del ministro”.

Cabe indicar que el nombre de Sobenes aparece en una de las agendas de Nadine Heredia. Además, habría estado implicado en contratos por servicios ficticios con Heredia.

Un testigo dijo que en agosto del 2011 García Alcázar concertó una reunión con Sobenes en el hotel Los Delfines, en la que estuvieron “Marco Antonio Aranda Toledo, de Cosapi, y Prialé de la Peña. Así, Aranda le explicó a Sobenes sobre el funcionamiento del ‘club’, cuál era el pago que se realizaba y que para el funcionamiento de aquel se necesitaba que una persona de confianza trabajara en el MTC para que viabilice los acuerdos”.

Sobenes ha confirmado ante la fiscalía el encuentro: “[En el hotel] se encontraba García Alcázar junto a tres personas […]. Logrando advertir que se trataba de empresarios ligados a la construcción, uno de ellos de Cosapi y el otro de la empresa Graña y Montero. […] Querían buscar acercarse al ministro Carlos Paredes. Uno de ellos dijo que conformaban un club de empresas constructoras que durante años trabajaban con el MTC”.

El empresario recordó ante la fiscalía que los empresarios le mostraron “la estructura [organigrama] del MTC […], le indicaron que se proyectaron a pagar la suma de doscientos cincuenta millones de soles por comisión o coima […], inclusive le enseñaron el plan anual de adquisiciones, en el que señalaba que el MTC licitaría obras por cinco mil millones de soles”.

Sobenes también ha indicado que luego se dio otra reunión con García Alcázar y el propio José Paredes en la cafetería del Jockey Club del Perú, en la que se reiteró el pedido de la ilegal concertación.

Días después, agrega, recibió la llamada de José Paredes, quien respondió que el ministro no aceptaría la solicitud. Sin embargo, Sobenes recuerda que “para su sorpresa vio una resolución ministerial firmada por Carlos Paredes con la que designó a Carlos García Alcázar en el cargo de asesor del Viceministerio del MTC [setiembre, 2011]”.

Los encuentros en Los Delfines y el Jockey Club fueron narrados también por el colaborador 09-2018, quien aseguró que el ministro Paredes “viabilizó” la designación de García Alcázar en el MTC. Agregó que incluso “García Alcázar fue contactado por el gerente de la Unidad Gerencial de Obras [Marco Garnica Arenas], área usuaria de las licitaciones por mejoramiento y rehabilitación de carreteras […], quien se puso a su disposición”.

—Los operadores—
Los dos colaboradores eficaces coinciden en que, con el nombramiento oficial de García, se produjo el primer encuentro formal del ‘club’, en octubre del 2011. Este se llevó a cabo en las instalaciones de Lual Contratistas Generales, empresa vinculada a Rodolfo Prialé. “Participaron Fernando Castillo, de ICCGSA; Ernesto Tejeda, de Obrainsa; Marco Aranda, de Cosapi; Rodolfo Prialé; Carlos García y José Guillermo Paredes, quien fue presentado como hermano del ministro Carlos Paredes Rodríguez y pidió el 5% por concepto de pago por las obras a adjudicarse, frente a lo cual [Ernesto] Tejeda Moscoso le dijo que el pago sería equivalente al 3%, en tanto tenían que pagar a García Alcázar y Prialé de la Peña”, narró el colaborador 09-2018.

El colaborador 14-2018, en tanto, señaló: “Los representantes de Queiroz Galvao [Oscar Rosas Villanueva] y Andrade Gutierrez [Edgar Unzueta Zegarra] decidieron seguir trabajando con la mecánica del ‘club’, a partir de la designación de García Alcázar […]. Valfredo de Assís Ribeiro Filho [OAS] exigió una obra de inmediato apelando a su fuerza política que recaía en la pareja presidencial, a partir de lo cual estos [ICCGSA, Obrainsa y Cosapi] aceptaron su incorporación al ‘club’ y le dieron participación en la LP 014-2011-MTC/20”.

Este mismo testigo aseguró que la constructora “Odebrecht, representada por Raymundo Trindade Serra, hizo su ingreso al ‘club’ mediante la intervención de Ernesto Tejeda Moscoso, de Obrainsa; en tanto, Odebrecht permitió que Obrainsa trabaje en el Gobierno Regional del Cusco, siendo el caso que Odebrecht se interesó por el concurso público 06-2012-MTC/20”.

Los roles quedaron en adelante definidos. Rodolfo Prialé coordinaba a nivel interno con los empresarios, mientras que García viabilizaba los acuerdos dentro de Provías del MTC.

“A cambio de sus actuaciones, los representantes de las empresas constructoras les entregaban una suma de dinero equivalente al 2,92% del valor referencial de las obras licitadas y ganadas”, según los documentos fiscales.

—Entregas de dinero—
Las coimas por las licitaciones ganadas en ilegal concertación “ingresaban al mercado financiero a través de contraprestaciones ficticias [servicios inexistentes] a favor de las empresas Lual Contratistas Generales, PyP Proyectos y Contratistas Generales y RAL Contratistas”, entre otras firmas de fachada, según la hipótesis fiscal.

El colaborador 14-2018 indicó: “La mayoría de las empresas integrantes del ‘club’ pagaba los porcentajes acordados en efectivo y de manera directa”.

El colaborador 09-2018 declaró: “La primera entrega de dinero se produjo a fines de octubre del 2011”. Sostuvo además que, tras acordar por teléfono, “[José Paredes] se hospedó en el hotel Blue Star […]. La entrega se produjo en el cuarto donde este se encontraba hospedado en la cantidad de US$200.000”.

El testigo 9-2018 también afirmó: “La segunda entrega de dinero se produjo en noviembre del 2011 en Del Prado Hotel […], donde José Paredes se hospedó […]. Luego de ello, Paredes Rodríguez le dijo a García Alcázar que las futuras entregas de dinero ya no se llevan a cabo en hoteles en los que se hospedaba, entonces fue que propuso alquilar un departamento, lo cual así se hizo […]. Bajo dicha modalidad se produjeron cerca de veinte entregas de dinero en un total aproximado de 17 millones de dólares, producto de los pagos que hicieron los empresarios”.

El colaborador 14-2018 agregó que, luego de los pagos en efectivo, “surgió la idea de hacerlo a través de la empresa Lual Contratistas, lo que permitiría justificar la salida de dinero a los empresarios, por lo que se suscriben una gran cantidad de contratos ficticios que permitían efectuar los pagos mediante trabajos simulados, trabajos inexistentes”.

El colaborador 09-2018 relató también que Rodolfo Prialé “manejó cuentas en el exterior, por las que se hicieron los pagos que hicieron las empresas OAS, Obrainsa, Andrade Gutierrez y Odebrecht”.

Esta información ha sido corroborada por la fiscalía, que ha descubierto que Prialé de la Peña es “apoderado de las empresas Joyas de la India y Corporación El Diluvio, constituidas en Panamá”.

La fiscalía también ha corroborado que las constructoras mencionadas hicieron transferencias a las cuentas de las ‘offshores’ mencionadas.

Entre los compromisos para lograr la condición de colaborador eficaz, el sindicado con el número 14-2018 afirmó que entregará información sobre los “aportes del ‘club’ a la campaña política de Pedro Pablo Kuczynski”.

Además, afirmó que había sido víctima de un intento de secuestro: “Salí de mi domicilio […] para realizar unas compras […], circunstancias en las que noté que ingresaron seis sujetos, tres por cada una de las puertas, quienes se dirigieron directamente a mí y se identificaron como policías, los mismos que me indicaron ‘ya perdiste’, seguido de lo cual me sacaron a la fuerza […], seguidamente me intimidaron e hicieron preguntas por mi esposa e hijas […], que mi vida corría peligro porque le habían puesto precio a mi cabeza”.

Descargos de los implicados

—Carlos Paredes
“Te garantizo que no hay forma de probar [lo que dicen los colaboradores] porque nunca ha ocurrido. Es falso. Mi hermano jamás se ha involucrado en los temas del ministerio. Nunca ha visitado el MTC. Nunca me ha tocado un tema vinculado al MTC. De eso puedo dar fe.
El señor Sobenes fue socio de mi hermano y sus relaciones empresariales y amicales culminaron de mala forma”.

—Ernesto Tejeda
(Obrainsa)
“Son versiones que tendrían que ser probadas [...]. Yo le digo de forma categórica que el ministro Paredes nunca recibió contratistas, nunca me recibió a mí porque esa fue su política. Nunca he tenido reuniones con su hermano”.
Abogado Mateo Castañeda: “Ernesto Tejeda Moscoso no se encuentra procesado ni investigado por el MP en el caso del ‘club de la construcción’ ni en ningún otro caso”.

—Grupo Graña y Montero
“La actual gestión de la compañía no tiene conocimiento de los hechos alegados por los supuestos colaboradores eficaces. La empresa saluda toda investigación que se realice al respecto”.

—Odebrecht
“Un ex ejecutivo de Odebrecht en el Perú viene respondiendo al Ministerio Público sobre el asunto; por este motivo y en virtud del compromiso de confidencialidad, la empresa no puede hacer comentarios al respecto”.

—Cosapi
“La empresa no puede hacer declaraciones ni emitir opinión acerca de temas materia de investigación. Sin perjuicio de lo anterior, la compañía ha cooperado con las autoridades cuando lo han requerido y continuará haciéndolo”.

—Gilbert Violeta
“Me parece extraordinario que se investigue esta supuesta denuncia […]. Exijo que se identifique con nombre y apellido a quién se le habría dado ese supuesto aporte. […] Yo fui jefe de campaña solo hasta enero del 2016 en los meses en los que el partido [PpK] no tenía ni un centavo. Luego me sucedió el ahora presidente Vizcarra, pero ni a él ni a mí nos competía la recaudación de los recursos financieros”.

—Voceros de Palacio
“Martín Vizcarra no participó en ninguna de las etapas de la estructura financiera del partido político […]. Estas empresas son además denunciadas públicamente por Vizcarra [como ministro de Transportes] en el Congreso de la República y en diversos medios de comunicación. En tan solo diez meses de gestión logró con estas medidas un ahorro de más de 500 millones de soles en beneficio del país”.
Andrade Gutierrez

— ICCGSA
“ICCGSA niega que sus funcionarios hayan participado en las reuniones mencionadas por los colaboradores eficaces. ICCGSA no ha realizado ningún tipo de pago ilícito, ni en efectivo ni mediante facturas ni transferencias. ICCGSA continuará colaborando con la investigación”.

—No se pronunciaron
Andrade Gutierrez indicó que no se pronunciaría sobre el caso.

No respondieron a nuestras solicitudes de información OAS y Queiroz Galvao.

Fuente: ElComercio 


Varón ahorcó a su amante, confesó detalles de feminicidio en Yunguyo

Varón ahorcó a su amante, confesó detalles de feminicidio en Yunguyo

More details
En Juliaca exigen auditoría a obra vial de casi 40 millones de soles

En Juliaca exigen auditoría a obra vial de casi 40 millones de soles

More details
China, interrogada en la ONU sobre su programa de internamiento de musulmanes

China, interrogada en la ONU sobre su programa de internamiento de musulmanes

More details
Mujer golpeó a una familia porque los abuelos tardaron mucho tiempo en cruzar la calle

Mujer golpeó a una familia porque los abuelos tardaron mucho tiempo en cruzar la calle

More details
© 2019 Cosmos Televisión - Todos los Derechos Reservados

Search