Agresores de mujeres perderán patria potestad de sus hijos

Agresores de mujeres perderán patria potestad de sus hijos

Con 94 votos a favor (unanimidad), y tras más de una hora de debate, el Pleno del Congreso de la República aprobó la ley que modifica el Código Penal y el Código de los Niños y Adolescentes, con la finalidad de ampliar la protección penal para los casos de violencia de género.

El dictamen aprobado este jueves fue elaborado en base a seis proyectos de ley que fueron debatidos el año pasado en las comisiones de la Mujer y de Justicia del Parlamento.

Una de las modificaciones es el cambio en los artículos 75 y 77 del Código de los Niños y Adolescentes, en los cuales se estipula que quienes cometan agresiones a las mujeres o cualquier integrante del grupo familiar tendrán la suspensión o la pérdida (en caso de sentenciados) de la patria potestad de sus hijos.

Para la congresista de Fuerza Popular, Cecilia Chacón, este es uno de los puntos más resaltantes de la ley porque lo que se busca es proteger a los menores de los agresores o las personas violentas.

"Es importante que a un agresor, que ha cometido una lesión grave contra una mujer, se le suspende la patria potestad de los hijos. Esto para proteger a los menores y a los adolescentes. Se le suspenderá o de ser el caso se les va a retirar la patria potestad porque en algunos casos el agresor seguía teniendo el cuidado de los niños lo cual es terrible", afirmó.

Por su parte la parlamentaria de Nuevo Perú, Indira Huilca, recordó que este cambio es vital ya que, muchas veces, los procesos contra los agresores se dilatan porque se les tiene que iniciar otro proceso judicial para poder quitarles la patria potestad.

"Lo que ocurre hoy en día, es que el que tenía la patria potestad era el agresor, entonces para que la abuela o algún familiar pudiera reclamar a los niños, tenía que iniciar otro proceso judicial aparte y dilatar el proceso", indicó.

Feminicidio

La nueva ley aprobada por el Congreso también estipula el aumento de la pena base para el feminicidio. Quien cometa este delito tendrá una pena no menor de 20 años de cárcel, antes era de 15.

La condena será no menor de 30 años de prisión si el feminicida actúa en estado de ebriedad, con presencia de alcohol en la sangre en proporción mayor de 0.25 gramos-litro, o bajo efecto de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sintéticas.

Para Cecilia Chacón, este es un logro rescatable, ya que antes el consumo de alcohol era considerado un atenuante.

"Se decía que la persona que cometía actos bajo estado etílico no esta en sus cabales. Ahora, esto será un agravante para la pena", comentó.

Huilca, por su parte, resaltó la disminución de días de descanso que deben requerir las mujeres agredidas para que sus lesiones sean consideradas graves.

"Es lo que les pasó a Lady Guillén y a Arlette Contreras. En Medicina Legal le daban unos días mínimos y la ley les pedía más de 25 días para que sean consideradas lesiones graves. Eso no era proporcional. Ahora solo se requerirán 20 días de descanso", agregó.

Ambas parlamentaria, desde sus bancadas, aplaudieron la aprobación unánime de la ley, pero exigieron la creación de un Pleno Mujer, en donde se prioricen los proyectos de ley referidos a violencia de género.

Gestión