Por cada suicidio otras 30 personas intentan quitarse la vida sin éxito

Por cada suicidio otras 30 personas intentan quitarse la vida sin éxito
Por cada suicidio otras 30 personas intentan quitarse la vida sin éxito

Por cada suicidio concretado, otras 20 a 30 personas intentan quitarse la vida sin llegar a tener éxito, alertó el Instituto Nacional de Salud Mental Honorio Delgado- Hideyo Noguchi, en el marco de la conmemoración del Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

Freddy Vásquez Gómez, jefe de Prevención del Suicidio de dicha institución, señaló que la tasa de intentos de suicidios en el Perú ha crecido entre 20 % a 30 % el último año.

“El año pasado atendimos a unas 1, 200 personas y en lo que va del año hemos recibido a unas 1,600 personas”, reveló preocupado el psiquiatra que tiene larga experiencia a escala nacional en el tratamiento de estos casos.

El galeno indicó que las razones que llevan a tomar esta fatal decisión son diversas y muchas veces agudizadas por el actual nivel de estrés y ansiedad que padece la población.

“Son más las mujeres que hombres las que buscan autoeliminarse y, en la mayoría de los casos, por problemas de pareja o problemas de violencia familiar”, detalló.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) más de 800,000 personas mueren cada año por causa del suicidio, que se ubica como la segunda causa principal de muerte entre personas de 15 a 29 años de edad.

Vásquez, a cargo del programa nacional de prevención suicidio por más de 25 años, manifestó que fechas como la de hoy deben servir para reflexionar sobre la importancia de atender las emociones y buscar ayuda ante situaciones de depresión, ansiedad, violencia o todo aquello que aqueje la salud mental y genere pensamientos de autoeliminación.

Pidió a los familiares de personas que han intentado suicidarse apoyarlos de manera permanente para que permanezcan en sus tratamientos de salud psicológica o psiquiátrica, tomar su medicación si ha sido recetada y mejorar las relaciones al interior de la casa, porque del contrario corren un riesgo muy alto de volver a intentarlo y finalmente acabar con sus vidas.

Andina