Mamani confesó a fiscal que Congreso le instaló software para grabar conversaciones

Mamani confesó a fiscal que Congreso le instaló software para grabar conversaciones

El congresista fujimorista Moisés Mamani Colquehuanca confesó a la fiscal María Cabello Arce que fue en el Congreso donde sus teléfonos móviles fueron habilitados con un sistema para grabar sus conversaciones,

 cuyo registro en audios fue difundido por el congresista Daniel Salaverry en una conferencia de prensa de la bancada de Fuerza Popular en la que se pidió la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

Convenientemente, Mamani no recordó quién dispuso el acondicionamiento de sus celulares, tampoco identificó al empleado que hizo el trabajo y si este se encontraba asignado a la bancada fujimorista.

“¿Sabe qué persona instaló el software para grabar las llamadas en los teléfonos del señor Moisés Mamani y cuál es el nombre del software?”, preguntó la fiscal María Cabello al congresista Mamani, identificado en las diligencias como el testigo protegido GP-223. La fiscal le otorgó la condición de testigo protegido porque Mamani afirmó que su vida corría peligro.

“Tengo conocimiento que fue una persona que trabaja en el Congreso la que bajó ese programa en los dos celulares de Moisés Mamani. Lo instaló un día o dos días antes de hablar (con el exministro Bruno) Giuffra (Monteverde). No sé si esta persona será de la bancada de Fuerza Popular, no recuerdo su nombre. Solo de vista lo conozco, es un flaquito joven”, respondió Mamani, hablando en tercera persona por su condición de testigo protegido.

Además de fallarle la memoria, Mamani se contradijo en varias ocasiones.

El video que no existió
Como se sabe, el legislador puneño declaró que contaba con una grabación de la reunión que mantuvo con el exmandatario Kuczynski y el exministro Giuffra, el 19 de marzo. Incluso llegó a expresar que había grabado el encuentro con un dispositivo instalado en su reloj. Es más, el día de la votación de la segunda solicitud de vacancia, el congresista Daniel Salaverry advirtió al congresista oficialista Juan Sheput Moore que Mamani había grabado a Kuczynski y que era preferible que el jefe de Estado renunciara, o de lo contrario divulgaría el contenido. Por eso, la fiscal Cabello preguntó a Mamani por qué no había entregado dicho material audiovisual al Ministerio Público, una potencial evidencia incriminatoria.

Mamani dijo que no existía ninguna grabación con Kuczynski y Giuffra. Recuérdese que ayer La República reveló que según el congresista fujimorista en la cita del 19 de marzo con Kuczynski y Giuffra, estos le ofrecieron que votara contra el segundo pedido de vacancia y que a cambio le asignarían millonarias obras públicas en su región, Puno. Para la fiscal María Cabello, la grabación que Mamani había dicho que tenía era vital para corroborar su testimonio. Pero cuando Cabello le interrogó sobre el registro audiovisual, cambió radicalmente de versión.

“¿Sabe si el congresista Mamani grabó la conversación que sostuvo con Kuczynski? ¿Quién tiene el video y por qué no fue entregado al Ministerio Público?”, indagó la fiscal Cabello.

“Tengo conocimiento que Mamani la grabó, pero (no pudo culminarlo) por falta de batería”, contestó.

“Aparte de los videos y audios que Mamani ha entregado al Ministerio Público, existen otros y por qué no fueron entregados al Ministerio Público”, insistió la fiscal.

“Tengo entendido que no existen”, indicó Mamani, con lo que queda establecido que no grabó nada en la entrevista con Kuczynski y Giuffra, en la que supuestamente estos pretendieron comprarle su voto contra la vacancia a cambio de presupuesto para obras públicas: “Solo son los tres DVD y un CD entregado a al Ministerio Público”, continuó.

Es decir, Moisés Mamani y la bancada de Fuerza Popular, cuando denunciaron que Kuczynski y Giuffra habían sido filmados negociando el voto del congresista fujimorista, y que contaban con el material audiovisual, era falso. Eso es lo que advirtió la fiscal Cabello.

En la misma línea, la fiscal preguntó a Mamani quién era la persona que según él se le presentó en nombre del gobierno de Kuczynski y le pidió que votara contra la vacancia, episodio que relató en la conferencia de prensa del 20 de marzo. El desmemoriado parlamentario no identificó a nadie y explicó: “Tengo conocimiento que a Mamani le dieron un texto en una hoja para leer en la conferencia, el cual le entregó Salaverry”.

Luego, al responder a otra pregunta, volvió a decir que se limitó a leer lo que el ahora presidente del Congreso le había entregado en un papel: "Mamani habló en la conferencia de prensa lo que le habían escrito, en un documento que le entregó Salaverry y le dijo: 'Esto es lo que vas a decir'".

Sin embargo, en otra ocasión, la fiscal volvió a preguntar de lo mismo a Mamani sobre el enviado del gobierno que le ofreció comprarle su voto. Esta vez, el congresista cambió de versión. Explicó que no era cierto, que todo era un chiste: "Eso fue una broma que hice al congresista Salaverry y fue antes de la conferencia de prensa de Fuerza Popular", indicó. ¿Por una broma cayó Kuczynski?

Pobre credibilidad
No solo Daniel Salaverry sino también el mismo Mamani advirtió que contaba con un video de Kuczynski ofreciéndole obras públicas al legislador puneño si votaba contra el segundo pedido de vacancia. Se refería a la reunión con el expresidente y el exministro Giuffra. La fiscal María Cabello demandó a Mamani que aclarase por qué amenazó con un video que ahora dice que nunca existió porque su reloj no grabó nada.

"La periodista la preguntó a Mamani: ¿Hay video con el presidente Kuczynski? A lo que el congresista Mamani asiente con la cabeza y dice: 'Que ellos respondan. Si son personas que van a hablar con la verdad, no saco el video. Pero si van a contradecir, entonces tendré que demostrar el video para que la población se entere'. ¿Qué tiene que decir al respecto", desafió la fiscal Cabello.

"Mamani dijo eso porque creía que existía el video, ya que a la casa de Kuczynski entró con el reloj, (que luego) entregué a Daniel Salaverry", contestó. Entonces, no hay ni audio ni video de la reunión en la casa de Kuczynski.

Mamani pudo grabar con los teléfonos acondicionados en el Congreso, porque la seguridad presidencial pidió que dejara en la puerta los aparatos. Los acusadores confiaban en la filmación del reloj de Mamani, pero no grabó nada. Sobre lo que se habló en la reunión con el expresidente, la fiscal deberá evaluar la palabra de Moisés Mamani contra la de Kuczynski y Giuffra, que niegan haber pedido al congresista fujimorista que votara contra la segunda vacancia.

Interrogado por la fiscal Cabello, Giuffra ha dicho que era ilógico que presionara a Mamani para que se opusiera a la vacancia, porque en la mañana de ese lunes del cónclave entre Kuczynski, Giuffra y Mamani, el periódico Perú.21 publicó declaraciones del parlamentario fujimorista diciendo que su voto sería contra la vacancia.

El propio Mamani confirmó a la fiscal María Cabello que, efectivamente, había declarado que se inclinaba contra la vacancia de Kuczynski: "(Mamani) recibió una llamada de la prensa y le preguntaron en qué sentido había decidido votar sobre la vacancia. Tengo entendido que Mamani había decidido votar por la vacancia, pero se hacía que no había decidido", arguyó.

Luego Mamani diría que nunca cambió de posición a favor de la vacancia, pero que decía lo contrario con fines políticos: "Su decisión era por la vacancia de Kuczynski, lo único que quería era sacar información". O sea, Mamani confirmó lo manifestado por Giuffra: el puneño decía públicamente que estaba contra la vacancia. Era una maniobra coordinada con su bancada.

Datos
- La fiscal María Cabello Arce no llegó a interrogar a Pedro Pablo Kuczynski por el caso denunciado por Moisés Mamani, pero al fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, no le importó.

- Pidió todo lo actuado y de inmediato presentó la acusación constitucional contra Bruno Giuffra ante el Congreso. La versión de PPK es trascendental.

Moisés Mamani sí es testigo protegido, según documentos fiscales
- Las actas que consignan las declaraciones del testigo protegido con clave GP-223 demuestran que se trata del congresista fujimorista Moisés Mamani Colquehuanca.

- Preguntado por los periodistas si él era el testigo protegido GP-223, Mamani lo negó porque, obviamente, si lo admitiera, perdería inmediatamente dicha condición como se lo advirtió con absoluta claridad la fiscal María Cabello Arce.

- Según la legislación nacional, el testigo protegido es la persona que ha participado de algún delito y busca beneficios judiciales a cambio de proveer información.

- De acuerdo con la revisión del expediente del caso, de las tres personas que participaron en la reunión del 19 de marzo, Pedro Pablo Kuczynski, Bruno Giuffra y Moisés Mamani, el único que alegó que peligraba su vida fue el congresista de Fuerza Popular. El programa de testigos protegidos del Ministerio Público, precisamente, acoge casos como el de Mamani. Ni Kuczynski ni Giuffra han requerido acogerse al mencionado programa.

- El testigo protegido con clave GP-223 ha ofrecido información detallada sobre el encuentro entre Kuczynski, Giuffra y Mamani. De modo que estuvo presente en el lugar. La tercera persona fue Mamani, nadie más.

- Además, en varios tramos del interrogatorio al testigo GP-223 se refiere "a mi asesor Alberto Bautista Merino" y a "mi seguridad Mario Fernández Villalobos", quienes, efectivamente, trabajan para el parlamentario Moisés Mamani.

- Sin embargo, el congresista de Fuerza Popular confirmó a los periodistas que en la entrevista con Kuczynski solo estaban el expresidente, Giuffra y él. De modo que el testigo protegido no es otro que el propio Mamani.

- El legislador, además, dijo que ahora cuenta con más seguridad personal que antes de los audios.

La República