• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • 051351353 - 951523827
  • Jr. Las Begonias Nro:132 - 136

Supervisarán a otras 38 universidades por carreras no autorizadas

En los últimos días, cientos de estudiantes y padres de familia fueron sorprendidos por 14 universidades privadas, de las 43 que funcionan con una licencia provisional en el país, debido a que ofrecían carreras profesionales que no tenían la autorización respectiva. Así lo informó la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

Sin embargo, aún puede ser mayor la lista de universidades particulares con estas mismas irregularidades que perjudican, directamente, a cientos de jóvenes que buscan salir a adelante.

La titular de la Sunedu, Lorena Masías, precisó a La República que ahora empezarán a supervisar a las universidades que cuentan con una licencia definitiva, a fin de saber si cumplen con brindar carreras profesionales autorizadas, en su momento, por la extinta Asociación Nacional de Rectores (ANR) o por su misma entidad.

En ese sentido, serán 38 las universidades privadas que serán fiscalizadas por la Sunedu, de las 45 que gozan de esta autorización definitiva. Esto, porque las siete restantes lograron obtener el licenciamiento institucional, documento que asegura que cumplieron con presentar condiciones básicas, ya sea en infraestructura, equipamiento, docentes o planes de estudio.

En este nuevo grupo de instituciones que serán supervisadas figuran la Universidad Alas Peruanas, la Privada San Juan Bautista, la Inca Garcilaso de la Vega, así como la Telesup, la Norbert Wiener y la César Vallejo, entre otras.

Según Masías, durante el 2017 se ejecutarán 900 acciones de supervisión en las universidades restantes, decir, alrededor de cuatro acciones diarias. Dijo que no solo verificarán si sus carreras cuentan con la autorización respectiva sino que además se observarán el estado de los locales, el régimen de los docentes, beneficios y las becas.

"La labor de supervisión es ardua y por eso es progresiva. Primero se reúne información que existe en la Sunedu, se cruzan datos entregados por las universidades durante el licenciamiento u otra vía. Y se contrasta todo con las autorizaciones emitidas antes por la ANR o la Conafu (Consejo Nacional para la Autorización de Universidades). Es así como detectamos si es que se ofertan carreras no autorizadas", explicó la titular de la Sunedu.

Problema social

Para el presidente de la Asociación de Universidades del Perú (ASUP), Iván Rodríguez, la Sunedu ha tardado mucho en detectar esta preocupante situación que genera un problema social. "Estas 14 universidades privadas, con carreras no autorizadas, se han aprovechado del vacío legal y del tránsito de pasar de una ley a otra. Esto debió verlo antes la Sunedu, ya que es un órgano vigilante y de fiscalización", afirmó.

Se debe precisar que estas 14 universidades son la Universidad Arzobispo Loayza, la Privada Sergio Bernales, la Autónoma del Perú, la Peruana de Integración Global, la Autónoma de Ica, así como la de Ayacucho Federico Froebel, la Global del Cusco, la Privada de Ica, la Líder Peruana, la Peruana Simón Bolívar, la Autónoma San Francisco, la María Auxiliadora, la Privada de la Selva Peruana y la Privada de Trujillo.

Ante el reclamo de los estudiantes y padres de familia que temen que sus créditos y títulos carezcan de validez, la Sunedu aclaró que se evitará que tengan que volver al inicio de los estudios. Ahora deberán trasladarse a universidades cuyas carreras sí estén autorizadas y que tengan un convenio con aquella que los perjudicó. Para ello, deberán dar una prueba de suficiencia académica, la cual permitiría acreditar que los alumnos tienen las aptitudes para ingresar en un determinado ciclo. Ellos no podrán emplear la figura de la convalidación de créditos.

"El precio y el número de plazas disponibles para ellos serán establecidos por cada universidad", dijo la Sunedu.

Agregó además que no hay norma que obligue a las universidades observadas a asumir el costo del derecho de examen de suficiencia, como parte de la subsanación a sus alumnos por haber prestado carreras no autorizadas. "Sin embargo, solo le corresponde al Poder Judicial determinar la reparación civil y responsabilidades penales", indicó. Los estudiantes viven aún en incertidumbre.

Es increíble que estas 14 universidades privadas brindaran carreras no autorizadas. A todas ellas, la Conafu les otorgó una autorización provisional para ofrecer carreras determinadas, sin embargo, algunas decidieron colocar en su oferta académica otros programas.

Ahora lo que sigue es fiscalizar a las universidades con licencia definitiva. Porque ellas, al tener este permiso, no pueden crear carreras profesionales como mejor les dé la gana y sin la autorización de la Sunedu.

Lo curioso es que entre las universidades privadas que ahora serán fiscalizadas están aquellas vinculadas a diversos congresistas y las cuales tienen una serie de deficiencias, con lo que estafan a los estudiantes. Espero que esta situación no intervenga en el proceso de supervisión que viene.

Respuesta

La Universidad Autónoma del Perú informó que los estudiantes de 7 de sus 11 carreras observadas pasarán por la prueba de suficiencia en la César Vallejo.
La Universidad Simón Bolívar respondió que sus carreras son nuevas y esperan recibir la luz verde de la Sunedu.
La Sergio Bernales indicó que tiene convenio con la Universidad San Pedro. LaRepublica

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar