Universidad de Arequipa instala bebederos para reducir uso de envases de plástico

Universidad de Arequipa instala bebederos para reducir uso de envases de plástico

Dispensadores de agua purificada se instalaron en las tres áreas académicas de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA) de Arequipa, entidad que continúa con su programa de responsabilidad social, que tiene como objetivo eliminar el uso de plásticos y tecnopor en sus instalaciones.

El rector de dicha casa de estudios, Rohel Sánchez, puso en funcionamiento seis bebederos de agua que forman parte de la campaña UNSA sin plásticos, para el consumo de los 28,400 estudiantes universitarios.

La medida es impulsada por las autoridades de la UNSA, la cual tiene como propósito contribuir al cuidado del medio ambiente.

Cada bebedero tiene una capacidad de producción de 50 litros de agua por hora, el surtidor se caracteriza por contar con sensores antimicrobiales de cobre que purifican el agua potable.

Poseen, además, un sistema de refrigeración de alta eficiencia que no daña la capa de ozono. Los equipos fueron adquiridos en los Estados Unidos.

Rohel Sánchez, precisó que los seis dispensadores de agua instalados hoy en la UNSA forman parte de un plan piloto que se consolidará con la instalación de más bebederos en dicho centro de estudios, a fin de abastecer de agua purificada a los más de 28,000 alumnos.

En esta primera etapa la universidad invirtió 33,000 soles para instalar los seis dispensadores, tres en el área de ingeniería, dos de n sociales y uno en biomédicas.

Adquisición de tomatodos

El rector de la UNSA se refirió también a la adquisición de más de 28,000 tomatodos que serán entregados a los estudiantes, para que consuman el agua de los dispensadores u otros líquidos saludables.

La compra de dicho producto está en proceso y en dos semanas se estima contar dicho artículo para distribuirlo entre los estudiantes universitarios, precisó.

Notable reducción de plásticos

En tanto, el jefe del área de responsabilidad social de la universidad doctor Aldo Enríquez, informó que el recojo diario de residuos plásticos se redujo de 180 a 40 kilos diarios, desde que entró en vigencia la norma universitaria que prohíbe el uso de plásticos y tecnopor (13 de agosto).

“La reducción de desperdicios plásticos se redujo notablemente al interior de la universidad, los alumnos han tomado conciencia de preservar el medio ambiente, y lo más importante es que esto lo replican en sus hogares, contribuyendo así a la conservación del medio ambiente”, manifestó Enríquez.

Es importante señalar que al interior de la UNSA los puestos de venta de comida ya no venden gaseosas envasadas en botellas de plástico, ni alimentos en envases de tecnopor. 

Andina