Piura ha perdido 10.780 hectáreas de bosques en lo que va del año

Piura ha perdido 10.780 hectáreas de bosques en lo que va del año

La región Piura es la más privilegiada del norte del país pues cuenta con la mayor cantidad de bosques en esta zona: 1 millón 900 mil hectáreas, que representan el 51% de su superficie. Y uno de los efectos positivos del Niño costero de este verano fue que las lluvias incrementaron la densidad de los bosques, mediante regeneración natural.

Sin embargo, gran parte de lo que se había reforestado naturalmente, unas 300 mil hectáreas aproximadamente, se ha perdido por incendios forestales, dijo Juan Otivo, jefe del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) en Piura. El funcionario agregó que desde junio a la fecha se han producido 24 incendios forestales en esta región, que originaron la pérdida de 10.780 hectáreas de bosques.

“Después del Niño costero nuestros bosques ralos ganaron densidad por regeneración natural. Pero gran parte se ha perdido por los incendios forestales de este año. Y allí la población es la responsable porque no usa bien el fuego. Los agricultores hacen quemas de la maleza para sembrar esperando la lluvia, y los apicultores usan humo para sacar la miel de abeja. Con este calor el fuego se aviva y el viento origina la candela”, dijo Otivo.

El año pasado hubo menos incendios y solo en las partes altas de la sierra de Piura: Ayabaca, Huancabamba y en el bosque de colina de Lancones. Se perdieron apenas 6 mil hectáreas. Pero este año los incendios han ocurrido en las partes bajas como Morropón, Chulucanas, La Matanza y en la comunidad campesina Ignacio Távara. En todas estas se perdieron 10 mil 200 hectáreas, el resto fue entre Sullana y Piura.

-La tala, el otro problema-

Pero hay otro problema antiguo que sigue amenazando los bosques de Piura. Se trata de la tala ilegal que enfrenta el estado con pocos recursos. Según el último estudio de bosques por parte del Gobierno Regional de Piura, esta región pierde anualmente 17.587 hectáreas de bosques. Las principales causas de deforestación son el cambio de uso de la tierra, la agricultura migratoria y la tala ilegal.

Otivo tiene mapeadas las rutas que usan los ilegales para sacar el producto forestal. Por eso dijo que el próximo año implementaran cuatro nuevos puestos de control para frenar este problema.

“Ahora solo controlamos en Piura, Ayabaca, Chulucanas, Sullana y Huancabamba pero no tenemos puestos de control en las principales vías. Los vamos a implementar en Bayóvar, en el kilómetro 65 de la vía hacia Olmos, en Marcavelica (Sullana), en El Guineo y en el complejo de la Aduana. Son rutas estratégicas por donde sale la madera ilegal”, dijo.

En cada puesto habrá tres técnicos forestales, y se planea además comprar un drone para hacer vigilancia. El proyecto de inversión ya está en marcha y su inversión será de S/ 2 millones. Otivo solo espera que el 2018 se concrete para comenzar a revertir la situación que, por ahora, favorece a los madereros ilegales.

El Comercio