Investigan a policías de Puno por robar dinero a empresario

Investigan a policías de Puno por robar dinero a empresario

Tres agentes de la comisaría de Ilave son investigados por supuestamente haberse adueñado de dinero del empresario de truchas Alfredo Ll. Q. (37). 

El hecho ocurrió el martes 26 de marzo. El agraviado acudió al puesto policial para sentar una denuncia de robo por parte de tres desconocidos. Sin embargo, quienes supuestamente deberían de protegerlo terminaron despojándolo de parte de su dinero.

Según la denuncia que se procesa en la Fiscalía Anticorrupción de Puno, Alfredo Ll. Q. acudió a la dependencia policial a las 18:00 horas. Su intención era advertir del robo del cual fue objeto. En la puerta se encontró con los suboficiales de tercera Edwin Choque Ccallo y Sergio Soto Rojas.

El suboficial Choque se habría percatado que el denunciante tenía aliento alcohólico y lo obligó a manejar su camioneta Hilux de placa A6J-879. En su propósito por verificar qué había dentro de la unidad, el suboficial se percató de la existencia de S/ 14 mil 500. El dinero provenía de la venta de trucha.

Según el denunciante, para que no viera cómo extraía el dinero, el suboficial Edwin Choque Ccallo lo ingresó a la fuerza a la comisaría. Dentro del puesto, Sergio Soto Rojas exhibió solo S/ 7 mil 500. La diferencia desapareció.

Ambos policías habrían contado con el apoyo de otros agentes. Para otorgarle su libertad, Alfredo Ll. Q. fue presionado a pagar S/ 300 más.

La forma cómo actuaron los agentes quedó registrada en las cámaras de seguridad de la comisaría. Se puede observar que Edwin Choque Ccallo ingresa con un fajo de dinero no determinado. Primero entra a la oficina de la comandancia de guardia y luego a Seincri.

Según las primeras diligencias, los agentes no levantaron acta alguna del dinero que sacaron de la unidad del agraviado. Tampoco informaron a sus superiores sobre la presencia del empresario en el puesto.

El caso quedó al descubierto porque el denunciante dio parte a la Fiscalía Anticorrupción de Puno. Según las pesquisas preliminares, la responsabilidad de los efectivos estaría acreditada.

Ninguno de los implicados supo explicar por qué no levantaron un acta. El agraviado ya habría acreditado en su denuncia la procedencia del dinero. Además reconoció plenamente a quienes lo recibieron en el puesto. Inspectoría también investiga el caso.

La República