Las madres incansables del mercado Unión y Dignidad

Las madres incansables del mercado Unión y Dignidad

Estela Cahuana Toledo (65) es una madre de familia y comerciante de artículos de limpieza y productos agrícolas del mercado Unión y Dignidad de la ciudad de Puno.

Ella, todos los días, divide su tiempo en dos turnos. En la mañana atiende a sus nietos y realiza los quehaceres del hogar. En la tarde, se traslada a su puesto de venta en el mercado. Ahí trabaja hasta las ocho de la noche.

Con esfuerzo y dedicación, doña Estelita logró que sus dos hijos varones sean profesionales.

En el Día de la Madre exhorta a las demás madres de familia a seguir esforzándose, a que sean fuertes, sean ejemplo para sus hijos y trabajen por ellos. También exhorta a los hijos a que valoren el esfuerzo y trabajo de sus madres.

Al igual que ella existen miles de madres humildes que trabajan incansablemente y que no tienen un seguro de salud y tampoco son beneficiarias de los programas sociales. Solo trabajan pensando en los suyos. 

Otra madre de familia representativa es Isabel Huallpa viuda de Alvarado de 73 años aproximadamente, natural de Ilave. No recuerda con exactitud su edad, cada sábado desde Ilave trae algunos sacos de productos agrícolas a la feria sabatina de la ciudad de Puno, ubicado en el jirón el Puerto.

LaRepública