Ilave bloqueó puente en paro contra alcalde Apaza

Ilave bloqueó puente en paro contra alcalde Apaza

Dirigentes de gremios y tenientes gobernadores de la provincia de El Collao iniciaron ayer su paro de 48 horas contra la gestión de su alcalde Santos Apaza Cárdenas. La autoridad afronta serios cuestionamientos por corrupción.

Su exchofer, Marco Sosa, denunció que entregó 440 000 soles a personas del entorno del congresista Moisés Mamani Colquehuanca. A cambio, el parlamentario se habría comprometido a gestionar obras para dicha provincia. Según Sosa, el dinero provendría de los futuros ganadores de las obras que gestione Mamani.

Los manifestantes bloquearon el puente Internacional desde muy temprano. Decenas de unidades quedaron varadas. Los pasajeros hicieron transbordo para seguir su destino. Para asegurar que no pase ninguna unidad, se colocó un montículo de tierra sobre la pista.

La medida de fuerza solo se sintió en este puente que une Perú con Bolivia. En la ciudad de Ilave, las actividades se llevaron con total normalidad. A primeras horas del día, hubo un cierra puertas parcial, pero, a medida que pasaron las horas, los negocios e instituciones abrieron sus puertas con total normalidad.

El exchofer Marco Sosa participó de la protesta. “Yo me reafirmo. Como no se podía depositar a otras cuentas, parte del dinero se entregó al señor Elías Mamani, hermano del congresista Moisés Mamani. La entrega se hizo en la ciudad de Juliaca. Estoy acá porque se ha intentado desmentir mi denuncia”, aseguró Sosa.

En horas de la tarde, se permitió el paso de unidades de turismo. Hoy continúa la paralización y se prevé que será más contundente.

“Hemos bloqueado la carretera, porque no vemos que la investigación avance. Con los últimos audios (CNM audios) que salieron a luz, lo que vemos es que las cosas se solucionan entre amigos y nadie hace justicia. Por eso, hemos decidido tomar esta medida”, aseguró Manuel Yujra, miembro del comité de lucha.

En diálogo con La República, Santos Apaza aseguró que se somete a todas las investigaciones. Alegó que detrás hay intereses políticos y personales. No quiso ahondar sobre la denuncia de su exchofer.

LaRepública